Aunque el teléfono celular se ha vuelto casi indispensable para algunas personas, podría tener efectos negativos a la salud.

Un mexicano promedio se conecta a internet a través de un celular por ocho horas aproximadamente, según la Asociación de Internet.

En este sentido, las pantallas afectan los ojos debido a la distancia en que se utilizan y esta emisión de luz a poca distancia provoca degeneración macular, un daño interior de los ojos.

También un estudio del Instituto Politécnico Renssealaer reveló que la exposición de dos horas antes de ir a la cama suprime un 22 por ciento los niveles de melatonina (hormona reguladora del sueño).