En un campus de la Universidad Central de Michigan, dos personas fueron asesinadas a balazos. Según un comunicado de la Universidad, no se reportaron otras víctimas, y el sospechoso aún está suelto.

Informes de la policía dicen que el incidente tuvo lugar en Campbell Hall, un complejo de dormitorios junto a la Universidad, y que se produjo por una disputa de tipo doméstico.

El medio local del campus publicó que “la Universidad insta a los estudiantes a permanecer donde están y a no abandonar sus dormitorios/edificios del campus. Hemos recibido informes de que las clases se han cancelado y el campus está cerrado”.