Luego de que se filtraran las características del nuevo dispositivo meses antes de su presentación oficial, este domingo Samsung presentó por fin el Galaxy S9.

El dispositivo conserva sus bordes curvos y la pantalla abarca casi la totalidad de la cara frontal, también será capaz de transformarse en un PC, y cuenta con la posibilidad de desbloquearlo mediante clave, huella digital, reconocimiento facial o escáner de retina.

Las características son: pantalla de 5.8 pulgadas, procesador Snapdragon 845 de ocho núcleos o Exynos 9810 de ocho núcleos, dependiendo del mercado, sistema operativo Android Oreo, cámara trasera de 12 megapixeles, cámara frontal de 8 mexapixeles, memoria RAM de 4 GB, almacenamiento interno de 64 GB, 128 GB y 256 GB, ranura microSD y batería de 3,000 mAh con carga rápida e inalámbrica.