Cuatro niños en Arizona fueron privados de comida, agua y uso del baño mientras sus padres adoptivos los encerraban. Benito Gutiérrez, de 69 años y Carol Gutiérrez, de 64, fueron detenidos por abuso infantil.

La policía llegó a casa de los Gutiérrez luego de que uno de los niños escapara por la ventana de un dormitorio y pidiera utilizar el teléfono de una tienda cercana.

Según la declaración de los niños, que tenían entre 6 y 12 años, se les negaba el acceso a alimentos, agua, luces o baños por hasta 12 horas seguidas.