A pesar de que Luis Fonsi pidió a las autoridades venezolanas que no usaran su tema con fines políticos, Maduro volvió a utilizar la famosa canción, ahora para atacar a uno de los líderes de la oposición, Henry Ramos Allup, expresidente del parlamento.

Como parte de su “improvisación” Maduro refirió que tendría 10 millones de votos para su reelección. Sin embargo, se sabe que esto es bastante irreal, pues según números oficiales del régimen, en las elecciones de la Asamblea Constituyente participaron 8 millones de venezolanos, mientras que la Asamblea Nacional, al denunciar un “fraude evidente”, revelaron que solamente votaron alrededor de tres millones de votantes.