El día de ayer, con motivo del Día Internacional de la Mujer, en España hubo multitudinarias marchas con más de 5.9 millones de trabajadoras que secundaron los paros y obligaron al gobierno a sumarse a los mensajes de solidaridad con la causa feminista.

Cientos de miles de mujeres y hombres salieron a las calles de Madrid pidiendo la igualdad de sexos y el fin de la discriminación femenina. Las manifestantes coreaban “si nosotras paramos, se para el mundo”.

Ante la gran protesta, el presidente Mariano Rajoy, crítico con la huelga en los días previos, compareció con un lazo morado feminista y expresó el compromiso de “seguir trabajando en defensa de la igualdad real entre hombres y mujeres sin regatear un solo esfuerzo”.