En la base aérea de Hamaimin, al oeste de Siria, se estrelló un avión militar de transporte ruso con 32 personas a boro, y el Ministerio de Defensa del Kremlin confirmó que todos los pasajeros fallecieron.

Según información oficial, el avión tipo Antonov A-26 se accidentó al aterrizar, y apuntan que podría haber sido provocado por un desperfecto técnico.