Tras una investigación en el King’s College de Londres, Inglaterra, concluyeron que el cannabidiol químico, o CBD, el componente no tóxico de la marihuana, puede actuar en áreas clave del cerebro reduciendo la actividad anormal en pacientes con riesgo de psicosis.
Este mismo componente, en otros estudios, demostró ser benéfico para combatir casos severos de epilepsia.
En el estudio se examinaron los cerebros de 33 jóvenes con síntomas psicóticos angustiantes, pero no diagnosticados con psicosis completa. Los investigadores les dieron cápsulas de CBD y pudieron observar una reducción en la actividad anormal de ciertas áreas cerebrales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here