El Cuerpo de Investigaciones Científica, Penales y Criminalísticas de Venezuela confirmó que un hombre fue contratado para matar a una persona, comer parte de su cuerpo y pintar en lienzo con su sangre y sus cenizas.

Luis Alfredo González Hernández, identificado como el “artista antropófago” lo capturaron tras investigaciones policiales, acusado de homicidio.

Durante la operación encontraron restos óseos humanos en una finca, que de hecho se presume son del propietario, que, aunque no ha sido identificado, sería la persona asesinada por González Hernández.

En el interrogatorio, el acusado admitió ser culpable del homicidio, y dijo que había descuartizado y comido gran parte del cuerpo de su víctimas.