En un crucero de la línea Carnival, mientras surcaba las aguas del Caribe, tuvo un problema con una de sus tuberías, ocasionando que alrededor de 150 habitaciones se inundaran.

Durante el incidente los tripulantes hicieron una fila para pasarse baldes y poder sacar el agua, mientras uno de los pasajeros tomaba un video. Otro pasajero afirmó que “literalmente era como estar en una escena del Titanic”.

El sistema de extinción de incendios se rompió luego de que el crucero zarpara de Nueva Orleans, navegando en un itinerario de siete días por el Caribe occidental.