Un estudio realizado por la American College of Physicians en California señaló que existe una tendencia a comprar armas después de un tiroteo masivo y suele extenderse entre la comunidad durante dos o tres meses.
De hecho, durante la noche del domingo pasado, después de que un hombre protagonizara una balacera sin precedentes al disparar contra una multitud de 22 mil personas, matando a más de 50, las acciones de fabricantes como Sturm Ruger, encargados de fabricar y comercializar pistolas, rifles y escopetas, aumentaron un 5%.
El aumento a las acciones se debe al temor e histeria colectiva provocados por estos acontecimientos, y la gente asume la necesidad de comprar un arma para reforzar su seguridad. Otro motivo es que se incita a la gente a comprar armas “antes de que el proceso de obtener una se complique”, pues aumenta la presión para que el gobierno implemente una mejor legislación que sea más estricta en cuanto a la venta y control de armas.
De hecho, desgraciadamente Donald Trump no hizo mención alguna al control de armas en su discurso tras el tiroteo de Las Vegas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here