El director de telefórmula decidió terminar con el programa de radio que tenía ya 22 años de existencia. Rubén García Castillo dijo “La noticia nos hace sentir tristes, acongojados, llega el momento en el que dices ‘chin, ya no tengo gran cosa que hacer en este mundo en cuanto a la comunicación’, te vas cayendo, vas entrando a un duelo, es una muerte, una muerte interna, alguien se te murió ¿y qué se te murió? tu personalidad, tu programa.

Aunque la decisión de terminar el programa es definitiva, pero las ganas de seguir contando historias aún están en pie, según declaró el locutor.