El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) alertó que el uso prolongado y excesivo de antiácidos contra el reflujo o úlcera péptica, eleva el riesgo de padecer osteoporosis, fracturas y alteraciones renales.

El director del Hospital General Subzona número 6 del IMSS en Tecate, José Luis García Arcadia, informo que el 25 por ciento de la población ingiere este tipo de medicamentos por lo menos una vez a la semana, y la mayoría sin prescripción médica.

Explicó que las comidas abundantes y apresuradas, los abusos en la ingesta de café, tabaco, refrescos y bebidas alcohólicas, así como de alimentos muy condimentados, picantes y grasosos, entre otros, traen consigo un enorme incremento en el consumo de antiácidos.