En Uttar Pradesh, India, Vishny Pandey, de 53 años, ganó el mejor premio que la agencia de viajes donde trabajaba ofrece: un viaje. Sin embargo, el hombre murió segundos después de celebrar su premio.

Mientras celebraba el hombre se desplomó y fue trasladado al hospital, pero los esfuerzos de los paramédicos fueron en vano y no pudieron hacer nada.

Sus compañeros de trabajo dijeron que “todo el mundo presente durante la función quedó impresionado de que perdiéramos en cuestión de segundos a una persona tan carismática y divertida”.