El viernes pasado, en Mariquina, Filipinas, detuvieron a Monseñor Arnel Lagrejo, párroco de la Iglesia de San Juan Bautista cuando se dirigía a un motel con una menor de 13 años. La detención se llevó a cabo como parte de un operativo realizado gracias a las denuncia hechas por la madre de la menor, movilizando al Departamento de Bienestar Social y Desarrollo de Filipinas y a la Policía local.
Según informes de la Policía local, el sacerdote habría contactado a una proxeneta en redes sociales, y por aproximadamente 170 pesos acordaron la entrega de la menor afuera de un centro comercial.
Las investigaciones que se abrieron resolvieron que la proxeneta era una niña de 16 años, que se dijo amiga de la víctima.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here