Después de cuatro años de litigio, Elba Esther Gordillo podrá continuar su proceso penal en prisión domiciliaria, pues la PGR se desistió de evitar la salida de la maestra.

Se espera que la PGR determine la forma en que se llevará a cabo el operativo para trasladar a la maestra a uno de sus domicilios, sitio que no podrá abandonar sin autorización judicial.