Este lunes la policía japones confirmó el arresto de un hombre de 73 años que mantuvo a su hijo discapacitado en una jaula de madera durante más de 20 años.

Yoshitane Yamasaki confesó que su hijo, ahora de 42 años, había pasado la mayor parte de su vida dentro de una choza a lado de su casa, y dijo que comenzó a encerrarlo cuando su hijo se volvió violento hace años.

Durante el interrogatorio, Yamasaki dijo que temía que su hijo fuera una molestia para los vecinos, pues ya se habían quejado en repetidas ocasiones, además, supuestamente consultó con los trabajadores sociales y funcionarios de la ciudad acerca de esta situación, pero no ha quedado claro si alguien le dio seguimiento a la familia.