La depresión severa, el suicidio, la esquizofrenia, los cambios en la personalidad, y el poco control de los impulsos, podrían ser causas de el parásito  Toxoplasma gondii, el cual es transmitido por los gatos y está infectando  hasta el 50% de la población mundial.

Esa es la conclusión de investigadores en los E.U.A. después de investigar los vínculos entre ciertos rasgos de personalidad, habilidades cognitivas y trastornos mentales y el  T. gondii, también conocida como toxoplasmosis.