A Noura Hussein la obligaron a casarse cuando tenía 15 años de edad, para luego escapar de su hogar y refugiarse por tres años en casa de un familiar, pero luego, con engaños, su padre hizo que regresara y la entregó a los familiares de su esposo.

Como Hussein se negó a tener relaciones sexuales con su esposo, la familia de su cónyuge la sujetó mientras él la violaba. Cuando Noura tenía 19 años, su esposo intentó violarla de nuevo, pero esta vez se defendió apuñalándolo, y el hombre falleció. Aunque la chica buscó el apoyo de su familia, sus papás la entregaron a las autoridades.

En estos momentos Noura Hussein enfrenta una condena de muerte, pues en Sudán, además de que la edad legal para casarse es a los 10 años, la violación conyugal es legal, situación que ha sido abordada por grupos de Derechos Humanos en África, Estados Unidos y Europa.

Imagen de: Internet