En la región de Cusco, al sureste de Perú, una mujer fue sepultada por un alud de lodo y piedras que estaba grabando con su celular, muriendo al instante.

El domingo por la tarde, Santusa Huallpa, de 35 años, empezó a grabar el alud que descendía desde un cerro al costado de una carretera, pero fue alcanzada por el derrumbe y desapareció ante decenas de personas.

Varias personas, que habían bajado de autobuses, alertaron a Huallpa para que se alejara de la zona de riesgo, pero ella no hizo caso.

Luego de horas de búsqueda, la Defensa Civil anunció que encontraron el cadáver de la mujer, que tenía cinco hijos.