Alrededor de 27 mil personas tuvieron que ser evacuadas de sus hogares y una ha muerto en el suroeste de California a causa de un potente incendio que ha quemado 31 mil acres de terreno y consumido por lo menos 150 edificios.

Los vientos provocaron que el fuego se propagara a gran velocidad, y la persona que perdió la vida fue consecuencia de un choque de vehículos cuando trataban de escapar del incendio.