Un médico realizó una tomografía y una resonancia magnética a un hombre de 84 años que solamente iba por una revisión, pues llevaba un estilo de vida saludable, sin embargo, encontró que no tenía una parte de su cerebro.

Los médicos informaron que “no había confusión, debilidad facial, visual o perturbación del habla. Se sentía bien, independiente y con actividades físicas en su rutina y vivía con su esposa y dos hijos”.

20180313_12_20_mitaddecerebro

El hombre padece de neumocefalia, que es una condición en la que hay presencia de aire en el cráneo, y suele presentarse en casos de cirugía de cerebro, infecciones o heridas faciales, aunque en este caso, la cavidad llegaba a medir casi nueve centímetros de largo en su parte más grande.

Según el equipo de médicos, la causa más probable fue un tumor benigno formado en los senos paranasales del paciente, que erosionaron la base del cráneo y permitieron la formación de la cavidad.