Los Moken son una tribu nómada que vive en el mar de Andaman, en la costa oeste de Tailandia. También son conocidos como los nómadas marinos, y su capacidad de adaptación es sorprendente, pues pueden ver bajo el agua con total claridad. Esta adaptación puede ser aprendida por otros niños en cuestión de semanas.

La investigadora de la Universidad de Lund, Anna Gislen ha trabajado con los Moken durante casi dos décadas para comprender esta capacidad, demostrando cómo los niños tienen más agudeza visual que un grupo de niños europeos, pues el tamaño de la pupila difiera de manera significativa.

Esta capacidad solamente la tienen los niños, pues cuando son mayores el cristalino se vuelve menos flexible.