Esta nueva rueda inventada por el Centro de Investigación Glenn de la NASA no tiene cámara interna, ni neumático, pero es la más elástica del mundo.

El aspecto es diferente a las tradicionales, es completamente hueva y su superficie está fabricada en una fina malla metálica, además está hecha de titanio con memoria de forma.

Esta nueva gran característica la hace muy ligera y hace que soporte más carga que las convencionales, además, su capacidad de tracción es similar a la de un neumático normal, sin embargo, no se hunde en terrenos sueltos como la arena.