Ashlee Hattermann, una joven de 13 años, fue manipulada por un adulto de 29, y cruzó la frontera con México para llegar hasta la Ciudad de México para encontrarse con él.

Los padres de Ashlee denunciaron el viernes 1 de diciembre a las autoridades locales la desaparición de su hija, pues no la vieron después de haberla dejado en la secundaria por la mañana.

DQJ8npqXUAMm3Tl

Después de reportar la desaparición de su hija, los padres encontraron en su habitación una nota que decía “mi cuerpo y alma pertenecen a papi”, asumiendo que “papi” es el nombre con el que identificaba al hombre de 29 años.

Tras las investigaciones del FBI y las autoridades locales, lograron dar con el paradero de la niña, que se encontraba ya en la Ciudad de México.