En redes sociales se difundió un video en el que una mujer denuncia que después de comprar un tamal afuera de la Clínica 14 del IMSS, en el puerto de Veracruz, encontró que la carne del platillo era de perro, y no de puerco como lo dijo el vendedor, ante esto, la Secretaría de Medio Ambiente local comenzó una investigación.

En el video se escucha cómo la mujer y otra persona detallan el tipo de huesos que contiene el tamal, y asegura que no son osamentas de cerdo, sino que es muy probable que sea de perro, además de haber encontrado una articulación de un hueso que no pertenece a un cerdo.