Este fin de semana lluvias torrenciales inundaron las calles de Ankara, provocando que los habitantes subieran a los techos de los establecimientos para mantenerse a salvo. En un video difundido en redes, se muestra a un hombre en cuclillas sobre su coche en un intento por salvar su vida.

Ante esto, el alcalde de Ankara, Mustafa Tuna, aseguró que el país no había visto una emergencia parecida desde hace 500 años, y reportó que durante las inundaciones hubo seis heridos, más de 160 vehículos dañados y 25  oficinas gravemente dañadas.