En un video difundido en redes sociales se ve a una mujer de 23 años golpeando con mucha violencia a su hija de tres años mientras le pide una tablet.

La madre de la agresora hizo la denuncia y presentó el video que grabó su nieta. Ahora la mujer está imputada por lesiones, amenazas e infracción a la ley provincial 12.569 de violencia familiar.

Ante las medidas preventivas de alejar a sus hijas de ella, la mujer prestó el consentimiento porque entendió que era para protegerlas, por lo que también solicitó acompañamiento psicológico.