El incendio residencial más grave en varias décadas en Nueva York aparentemente comenzó cuando un niño jugaba con una estufa y se extendió en pocos minutos a todos los pisos de un edificio del barrio del Bronx, donde dejó 12 muertos y a otras cuatro personas en estado crítico, dijo el alcalde Bill de Blasio.

Los muertos el jueves incluyen niñas de uno, dos y siete años y un niño cuya edad no se dio a conocer. De Blasio dijo que los rescatistas salvaron al menos 12 vidas.

El incendio estalló en la planta baja del edificio de cinco pisos poco antes de las 7 de la tarde y se extendió rápidamente por la estructura centenaria cerca del zoológico del Bronx.