En redes sociales difundieron un vídeo que muestra la curiosa forma de un perro para llamar la atención de sus dueños, que lo habían dejado dentro del coche.

En el vídeo se aprecia cómo el perro, que está sentado en el lugar del piloto, se recarga en el volante para tocar el claxon sin parar.