Una de las protagonistas de la ceremonia de los Globos de Oro fue Oprah Winfrey gracias al poderoso discurso que dio al recibir el premio Cecil B. DeMille a los logros de toda una vida por las contribuciones excepcionales al mundo del entretenimiento.

Ya en el monólogo inicial de la gala, Seth Meyers hacia un guiño a Oprah haciendo una broma que ha acabado por convertirse en un fenómeno viral: la posibilidad de que la también actriz se postulara algún día como candidata a la presidencia de Estados Unidos, ahora que Donald Trump ha cambiado las reglas sobre celebridades televisivas llegando a la Casa Blanca.