De acuerdo con la Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas, incluir insectos dentro de tu dieta puede ser benéfico para tu salud, incluso reivindica su normalización como medio sostenible de erradicación del hambre y de la desnutrición en el mundo.

¿Qué nos aportan?

  • Por cada 100 gramos de insectos obtenemos un 43 por ciento de proteína.
  • Carecen de grasas saturadas, y especialmente, las larvas son ricas en grasos Omega 3.
  • Contienen fibra, minerales, y vitaminas del grupo B.
  • De los insectos podemos aprovechar todo, pues no tiene huesos, plumas o piel que desperdiciar.

via GIPHY

Si no estás aún convencido por miedo a contraer una enfermedad, tranquilo, el riesgo es muy reducido y solo necesitas tomar las mismas precauciones que con el resto de los alimentos: limpieza y certificación de los estándares de calidad de su cría.