Debido a las protestas en la frontera de Gaza contra el traslado de la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jeruselén y la Marcha del Retorno (que reclama el derecho de los refugiados a volver a sus hogares), por lo menos 41 palestinos han muerto y han resultado heridos más de mil 900 por fuego israelí.

Ashraf al Qedra, portavoz del Ministerio de Salud palestino en Gaza, confirmó que cerca de treinta heridos están en extrema gravedad, 71 considerablemente graves, 800 en gravedad media y cerca de mil con heridas leves.

A pesar de estos enfrentamientos, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que la mudanza a Jerusalén de la embajada de su país marca “un gran día para Israel”.

Imagen de: Internet