La iraní Sahar Taabar decidió invertir en más de 50 operaciones estéticas para parecerse lo más que se pudiera a Angelina Jolie, expareja de Brad Pitt.

Su cuenta de Instagram ha dado la vuelta al mundo por lo impresionante que ha quedado su rostro tras las operaciones