La imagen de la marca australiana Akubra, Amy Jayne Everett, una menor de 14 años, se suicidó tras sufrir bullying a través de una app que permite dejar mensajes anónimos a sus usuarios.

El padre de la menor, apodada de cariño “Dolly”, declaró que las intimidaciones convencieron a su hija de que no tenía otra alternativa mas que “escapar del mal en este mundo”.

La aplicación llamada Sarahah permite a las personas dejar comentarios anónimos.