Jorge Garduño, presidente de Coca-Cola en Japón, confirmó que la empresa experimentará en el sector de las bebidas alcohólicas al presentar su propia versión del chu-hi, un coctel en lata hecho a base de shochu, un destilado local más fuerte que el vino y sake, pero con menor contenido alcohólico que el whisky, ron o tequila.

Los cocteles enlatados chu-hi ya es comercializado por la mayoría de las compañías cerveceras locales, con un contenido alcohólico de entre 3 y 9 grados.

Garduño explicó que “no habíamos tenido experiencia en bebidas bajas en alcohol, pero este es un ejemplo de que estamos explorando oportunidades fuera de nuestras áreas clave”, además, aseguró que Japón será el único país donde se fabriquen estas bebidas alcohólicas.