Según dió a conocer el portal especializado en tecnología Gizmo China, la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual reveló que Huawei patentó un dispositivo con una pantalla que podría doblarse de manera semejante a un libro.

Hasta el momento no se conoce nada más de este nuevo modelo, que se suma a los proyectos de Samsung para lanzar teléfonos con pantallas flexibles.